Una sesión de hipnotismo, en:
Relatos del alma rusa






En un intento de ayudar a su familia, Chéjov empezó a escribir relatos humorísticos cortos y caricaturas de la vida en Rusia.
Se desconoce cuántas historias escribió Chéjov durante este periodo, pero se sabe que se ganó con rapidez fama de buen cronista de la vida rusa.

Chéjov se hizo médico en 1884 pero siguió escribiendo para diferentes semanarios. En 1885 comenzó a colaborar
con la Peterbúrgskaia gazeta con artículos más elaborados
que los que había redactado hasta entonces. En diciembre de ese mismo año, fue invitado a colaborar en uno de los periódicos más respetados de San Petersburgo, el Nóvoye vremia.

En 1886 Chéjov se había convertido ya en un escritor de renombre. Ese mismo año publicó su primer libro de relatos, Cuentos
de Melpómene
, al año siguiente ganó el «Premio Pushkin» gracias
a la colección de relatos cortos Al Anochecer, creando unos personajes atribulados por sus propios sentimientos
que constituyen una de las más acertadas descripciones del abanico de variopintas personas de la Rusia zarista de finales del siglo XIX y principios del XX. Destacan el relato Campesinos de 1897, el inquietante El pabellón nº 6 de 1892 y el apasionado
La dama del perrito publicado en 1899.

decor


¡Descarga un capítulo gratis!

e-book Chéjov Una sesión de hipnotismo

Anton Chejov (1860-1904)

Chéjov Relatos del alma rusa

Autor: AA.VV
Título: Relatos del alma rusa
Traducción: Jorge Segovia
y Violetta Beck
Nº de páginas: 110
Tamaño: 23 x 14,5 cm
Fecha de edición: 2009
ISBN: 13: 978-84-96817-87-6