biografía        escritos        pinturas        varia





Bibliographie



Het Circus van de Dood, rédaction: Johan de Boose, International Theatre & Film Books, Amsterdam 1991

"La classe morta" de Tadeusz Kantor ["La Classe morte" de Tadeusz Kantor], traduction et rédaction: Luigi Marinelli, Silvia Parlagreco. Libri Scheiwiller, Milan, 2003

Halászínház, rédaction : Király Nina, Prospero Könyvek. Budapest - Szeged 1994

A Journey Through Other Spaces Essays and Manifestos 1944-1990 Tadeusz Kantor, rédaction et traduction: Michal Kobialka. University of California Press Berkeley / Los Angeles / Londres 1993

Lezioni milanesi, Ubulibri, Milan 1988 / "Leçons de Milan", Actes Sud - Papiers, Paris 1990 /"Lekcje mediolańskie", Cricoteka, Biuro Kongresowe Urzędu Miasta Krakowa [Bureau des Congrès de la Ville de Cracovie], Cracovie 1991

"Metamorfozy", Teksty o latach 1938-1974 [Métamorphoses. Années 1938-1974],  choix et rédaction: Krzysztof Pleśniarowicz. Ośrodek Dokumentacji Sztuki Tadeusza Kantora CRICOTEKA, Księgarnia akademicka, Cracovie 2000

Métamorphoses,  Chêne/Hachette - Galerie de France, Paris 1982

La mia opera. Il mio viaggio. Commento intimo, Federico Motta Editore S.p.A., Milan 1991 / Ma création, Mon voyage. Commentaires intimes, Editions Plume, Paris 1991

Niech sczezną artyści [Qu'ils crèvent les artistes], rédaction: Hidenaga Otori, Sakuhinsa, Tokyo 1990

Pisma.[Écrits]


Volume I: "Metamorfozy". Teksty o latach 1934-1974 [Métamorphoses. Années 1934-1974]


Volume II :  "Teatr Śmierci". Teksty z lat 1975-1984 [Le théâtre de la mort. Années 1975-1984]

Volume III : "Dalej już nic". Teksty z lat 1985-1990 [Plus Loin, Rien. Années 1985-1990] choix et rédaction: Krzysztof Pleśniarowicz, Zakład Narodowy im. Ossolińskich. Wydawnictwo, Wrocław, Ośrodek Dokumentacji Sztuki Tadeusza Kantora CRICOTEKA, Cracovie 2004-2005 Ein Reisender - seine Texte und Manifeste, rédaction : Piotr Nawrocki, Heinz Neidel, Manfred Rothenberger, Verlag für moderne Künst, Nuremberg 1988

Le théâtre de la mort, rédaction: Denis Bablet, L'Age d'Homme, Lausanne 1977, 1985 / "Il teatro della morte", rédaction : Denis Bablet, Ubulibri, Milan 1979, 2000 / "Le théâtre de la mort",  rédaction: Denis Bablet, Parco Picture Backs, Tokio 1982 / "El teatro de la muerte" rédaction: Denis Bablet, Ediciones de la Flor, Buenos Aires 1984

Wielopole - Wielopole Ubulibri, Milan 1981 / "Wielopole, Wielopole" ; Éditions: Wydawnictwo Literackie, Kraków - Wrocław 1984 / "Wielopole - Wielopole",  Marion Boyars, Londres 1990


Publications consacrées a Tadeusz Kantor



"La classe morta" di Tadeusz Kantor, photographies: Maurizio Buscarino. Universale Economica Feltrinelli, Milan 1981 (contient des textes de T. Kantor)

Wiesław Borowski, Tadeusz Kantor. Éditions : Wydawnictwo Artystyczne i Filmowe, Varsovie 1982 (contient des textes de T. Kantor)

Cricot 2, Immagine di un teatro, photographies: Romano Martinis. Le parole Gelate, Rome 1982

Tadeusz Kantor: Theater des Todes. Die tote Klasse. Wielopole - Wielopole, photographies: Günther K. Kühnel. Verlag für moderne Kunst, Zirndorf, Nürnberg, 1983 (contient des textes de T. Kantor)

T. Kantor,  choix et rédaction : Denis Bablet. Les voies de la création théâtrale XI, Éditions du Centre National de la Recherche Scientifique, Paris 1983, Paris 1990 (contient des textes de T. Kantor)

Kantor, l'artiste a la fin du XXeme siecle, ouvrage collectif sous la rédaction de Georges Banu. Actes Sud - Papiers, Paris 1990 (contient des textes de T. Kantor)

Ô douce nuit. Les Classes d'Avignon,  Actes Sud - Papiers, Paris 1990 (contient des textes de T. Kantor) Krzysztof Pleśniarowicz, Teatr Śmierci Tadeusza Kantora [Le Théâtre de la Mort de Tadeusz Kantor]. Éditions: VERBA, Chotomów 1990

Jan Kłossowicz, Tadeusz Kantor. Teatr [Tadeusz Kantor. Le Théâtre]. Éditions: Państwowy Instytut Wydawniczy, Varsovie 1991 / Jan Kłossowicz, Tadeusz Kantors Theater, rédaction : Harald Xander, A. Francke. Verlag Tübingen und Basel, 1995

Tadeusz Kantor, photographies: Caroline Rose. Miroirs, Maubeuge 1991 Dzieła Tadeusza Kantora w Kolekcji Muzeum Narodowego w Poznaniu [Oeuvres de Tadeusz Kantor dans la Collection du Musée National a Poznań], catalogue des tableaux et des dessins, rédaction: Włodzimierz Nowaczyk. Musée National a Poznań, 1993 Kantor 2, choix et rédaction scientifique: Denis Bablet. Les voies de la création théâtrale 18, Éditions du Centre National de la Recherche Scientifique, Paris 1993 (contient des textes de T. Kantor) Krzysztof Pleśniarowicz, The Dead Memory Machine. Tadeusz Kantor's Theatre of Death. Ośrodek Dokumentacji Sztuki Tadeusza Kantora CRICOTEKA, Cracovie 1994

Krzysztof  Pleśniarowicz, Teatr nie-ludzkiej formy [Théâtre de la forme non-humaine]. Universitas, Cracovie 1994

Marcos Resenzvaig, El teatro de Tadeusz Kantor. Leviatan, Buenos Aires 1995

Aldona Skiba-Lickel,  Aktor według Kantora [L'Acteur d'apres Kantor]. Éditions: Zakład Narodowy im. Ossolińskich, Wydawnictwo, Wrocław 1995

Kantor, cyrk śmierci [Kantor, le cirque de la mort], photographies : Maurizio Buscarino, rédaction: Robert Valtort. Edition Sturzfluge, Bozen 1997 (contient des textes de T. Kantor)

Jan Kott, Kadysz. Strony o Tadeuszu Kantorze. Éditions: Słowo/obraz terytoria, Gdańsk 1997 / Jan Kott, Kaddish. Pages sur Tadeusz Kantor, LE PASSEUR - Cecofop, Nantes 2000 / Jan Kott, Kadysz. Strony o Tadeuszu Kantorze. Publisher Michitani Co. Ltd., Tokyo 2000 / Jan Kott, Kaddish. Pagine su Tadeusz Kantor.  Libri Scheiwiller, Milan  2001

Krzysztof Pleśniarowicz, Kantor. Artysta końca wieku [Kantor. L'artiste a la fin du siecle]. Éditions: Wydawnictwo Dolnośląskie, Wrocław 1997 (contient des textes de T. Kantor)

W cieniu krzesła. Malarstwo i sztuka przedmiotu Tadeusza Kantora [A l'ombre de la chaise. La peinture et l'art de l'objet de Tadeusz Kantor], rédaction: Tomasz Gryglewicz. Éditions: Universitas, Cracovie 1997

Amos Passing Fergombe, Tadeusz Kantor, de l’écriture scénique de la mort a l’instauration de la mémoire, Presse Universitaire de Valenciennes, Valencienne, 1997

Tadeusz Kantor. Z Archiwum Galerii Foksal [Tadeusz Kantor. Archives de la Galerie Foksal], rédaction: Małgorzata Jurkiewicz, Joanna Mytkowska, Andrzej Przywara. Fondation de la Galerie Foksal, Varsovie 1998 (contient des textes de T. Kantor)  Dietmar Wiewiora, Materie, kollektive Erinnerung und individuelle Existenz im Theater von Tadeusz Kantor (1938-1991). Éditions Universitas, Cracovie 1998

Hommage a Tadeusz Kantor , rédaction scientifique: Krzysztof Pleśniarowicz. Cricoteka, Université Jagellon, Académie Expérimentale des Théâtres, Cracovie 1999 (contient les interventions de T. Kantor)

Tadeusz Kantor. Motywy hiszpańskie / Motivos españoles. [Tadeusz Kantor. Motifs espagnols]  Institut Cervantes a Varsovie, 1999 (contient des textes de T. Kantor)

Guy Scarpetta, Kantor au présent. Actes Sud, Paris 2000

Tadeusz Kantor. Niemożliwe [Tadeusz Kantor. L'Impossible],  rédaction: Jarosław Suchan. Bunkier Sztuki - Galeria Sztuki Wspólczesnej, Cracovie 2000 / Tadeusz Kantor Lehetetlen / Impossible. Ludwig Múzeum Budapest, Kortárs  Múvészeti Múzeum, Budapeszt  2001

Tadeusz Kantor. Wędrówka [Tadeusz Kantor. L'errance], rédaction: Józef Chrobak, Lech Stangret, Marek Świca. Cricoteka, Cracovie 2000 (contient des textes de T. Kantor)

Tadeusz Kantor - Cricot 2, photographies: Romano Martinis, rédaction: Silvia Parlagreco. Oedipus edizioni, Milan 2001 (contient des textes de T. Kantor)

Claude Amey, Tadeusz  Kantor. Theatrum  Litteralis. L'Harmattan, 2002

Memorie del teatro: 1. "Il viaggio di Tadeusz Kantor", compendio biografico, rédaction: Józef Chrobak, 2. L'illusione vissuta. "Viaggi e teatro con Tadeusz Kantor",  Luigi Arpini, 3. Kantor a Firenze, Valerio Valoriani. Biblioteca Spadoni, Titivillus Edizioni, Florence 2002

Klaudiusz Święcicki, Małe ojczyzny Europy w teatrze Tadeusza Kantora [Les petites patries d'Europe dans le théâtre de Tadeusz Kantor], Cricoteka, Collegium Europaeum  Gnesnese, Cracovie - Gniezno 2002

Pierścień "Balladyny". Gra z Teatrem Podziemnym Tadeusza Kantora [La bague de "Balladyna". Jeu avec le Théâtre Clandestin de Tadeusz Kantor], conception et rédaction: Zbigniew Baran. Cricoteka, Cracovie 2003 (contient des textes de T. Kantor)

Tadeusz Kantor. Zbiory publiczne, katalog prac [Tadeusz Kantor. Collections publiques, catalogue des ouvres], rédaction et commentaires: Anna Halczak. Cricoteka, Cracovie 2003

"Powrót Odysa" i Podziemny Teatr Niezależny Tadeusza Kantora w latach 1942-1944 ["Le Retour d'Ulysse" et le Théâtre Clandestin et Autonome de Tadeusz Kantor dans les années 1942-1944], premiere partie, rédaction: Józef Chrobak, Ewa Kulka, Tomasz Tomaszewski. Cricoteka, Cracovie 2004

Marek Pieniążek, Akt twórczy jako mimesis. "Dziś są moje urodziny" - ostatni spektakl Tadeusza Kantora [L'Acte de création en tant que mimésis. "Aujourd'hui c'est mon anniversaire" - le dernier spectacle de Tadeusz Kantor], Éditions: UNIVERSITAS, Cracovie 2005

Wielopole Skrzyńskie di Tadeusz Kantor, rédaction : Józef Chrobak, Cricoteka, Kraków 2005

Uta Schorlemmer, Tadeusz Kantor. Er War Sein Theater, Verlag für moderne Kunst, Nürnberg 2005 (contient des textes de T. Kantor) Tadeusz Kantor. Scenografie dla teatrów oficjalnych, katalog prac [Scénographies pour les théâtres officiels], rédaction scientifique: Małgorzata Paluch–Cybulska, Ośrodek Dokumentacji Sztuki Tadeusza Kantora, Cricoteka, Cracovie 2006

Lech Stangret, Tadeusz Kantor. Malarski ambalaż totalnego dzieła [Tadeusz Kantor. L’emballage pictural de l’oeuvre total], Art + Edition, Cracovie 2006

Klaudiusz Święcicki, Historia w teatrze Tadeusza Kantora [L’Histoire dans le théâtre de Tadeusz Kantor], Editions: Wydawnictwo Poznańskie, Poznań 2007

Pleśniarowicz Krzysztof, A Halott Emlékek Gépezete. Tadeusz Kantor Halálszínháza, Budapest 2007

Kantor. Wielopole, Wielopole. Dossier, rédaction: Józef Chrobak, Natalia Zarzecka, Centre de Documentation de l’Art de Tadeusz Kantor Cricothèque, Cracovie 2007

Kantor. Protagonismo registico e spazio memoriale, auteur: Lido Getta; rédaction: Silvia Parlagreco, Titivillus Edizioni, Pisa 2007

Kunst ist ein Verbrechen. Tadeusz Kantor, Deutschland und die Schweiz, Herausgegeben von Uta Schorlemmer, Verlag für moderne Kunst Nürnberg, Cricothèque, Cracovie 2007

Sztuka jest przestępstwem. Tadeusz Kantor a Niemcy i Szwajcaria [l’Art est un délit. Tadeusz Kantor, l’Allemagne et la Suisse], rédaction : Uta Schorlemmer, Cricoteka, Cracovie, Verlag für moderne Kunst Nürnberg 2007

Kunstgewerbeschule 1939-1943 i Podziemny Teatr Niezależny Tadeusza Kantora w latach 1942-1944 [Kunstgewerbeschule 1939-1943 et le Théâtre clandestin indépendant de Tadeusz Kantor dans les années 1942-1944], rédaction: Józef Chrobak, Katarzyna Ramut, Tomasz Tomaszewski, Marek Wilk, Cricothèque, Cracovie 2007

Tadeusz Kantor. Obiekty/przedmioty. Zbiory Cricoteki. Katalog prac [Tadeusz Kantor. Objets. Collection de la Cricothèque. Catalogue des oeuvres.] conception et élaboration du catalogue: Anna Halczak, Bogdan Renczyński, Cricothèque, Cracovie 2007

Panoramiczny happening morski i Tadeusz Kantor w latach 1964-1968 [Le Happening Panoramique de la mer et Tadeusz Kantor dans les années 1964-1968], rédaction: Józef Chrobak, Michał Rogalski, Marek Wilk, Cricoteka 2008 (publication qui accompagne l’exposition Happening panoramique de la mer de Tadeusz Kantor)

Cricot 2 – lata 50., Tadeusz Kantor i początki Teatru Cricot 2, 1955-1958 [Cricot 2 – les années cinquante, Tadeusz Kantor et les débuts du Théâtre Cricot 2, 1955-1958], rédaction: Józef Chrobak, Marek Wilk, Cricoteka 2008

Tadeusz Kantor nad morzem [Tadeusz Kantor au bord de la mer], rédaction Józef Chrobak, Justyna Michalik, Théâtre Municipal Witold Gombrowicz à Gdynia, Cricoteka 2009 (publication accompagnant l’exposition Tadeusz Kantor au bord de la mer)

Galeria - Pracownia Tadeusza Kantora. Cricoteka [Galerie – Atelier de Tadeusz Kantor. Cricothèque]  (publication accompagnant l’exposition Tadeusz Kantor – obrazy, rysunki z lat 1987-1990 [Tadeusz Kantor – peintures et dessins des années 1987-1990]), auteur du catalogue : Anna Halczak, Cricoteka, Cracovie 2009

Michal Kobialka, Further on, nothing. Tadeusz Kantor’s Theatre, (contient des textes de Tadeusz Kantor), University of Minnesota Press, Minneapolis, Londres 2009

W Tarnowie i Krakowie. Szkolne lata Tadeusza Kantora 1924-1939 wraz z uzupełnieniami do roku 1944 [A Tarnów et à Cracovie. Les années d’école de Tadeusz Kantor 1924-1939 avec compléments jusqu’à l’année 1944], rédaction: Józef Chrobak, Justyna Michalik, Cricothèque, Cracovie 2009

Tadeusz Kantor i Artyści Teatru Cricot 2 (Dokumenty i materiały) [Tadeusz Kantor et les artistes du Théâtre Cricot 2 (Documents et textes], vol. I, rédaction: Józef Chrobak, Justyna Michalik, Cricothèque, Cracovie 2009
— Cricoteka


Tadeusz Kantor: El francotirador del teatro.
Una poética de ínfimo rango o el aura de lo desechado.



INTRODUCCIÓN



Prohibiría esta ingenuidad típicamente polaca que cree
que sólo en las cumbres hay algo por descubrir.
En las cumbres no hay nada: nieve, hielo y rocas;
en cambio, hay mucho por ver en el propio jardín.

Witold Gombrowicz. Diario (1953-1969).



Surgido como de la nada, el director de teatro Tadeusz Kantor (1915-1990) fue uno de esos artistas de floración espontánea que se abalanzan como meteoros sobre lo establecido para conmoverle la entraña (BABLET, 2004, p.7). Aunque adquirió fama internacional a finales de los setenta con la dirección de espectáculos como La clase muerta, desde sus comienzos mismos, ligados al “Teatro Experimental Clandestino (1942- 1944)”, el creador polaco ideó un teatro independiente y absolutamente heterodoxo desde el punto de vista estético y político. Su contestatario proyecto dramático fue llevado a escena por la compañía “Cricot 2”, fundada en Cracovia en 1955 por el propio Kantor y un grupo de amigos integrado por actores aficionados, artistas plásticos y críticos literarios. Creando y comandando dicho colectivo, el escenógrafo no sólo renegó definitivamente de los teatros oficiales con los que hasta entonces había colaborado, sino que abjuró también de unas vanguardias exentas ya por entonces de todo radicalismo e instrumentalizadas en lo ideológico y lo crematístico. Al mismo tiempo, para huir de la estabilidad académica y oficial, elaboró una serie de manifiestos, tan fascinantes como controvertidos, acerca de sus planteamientos escénicos. Agrupados bajos las denominaciones de “Teatro Independiente” o “Teatro Experimental Clandestino”, “Teatro Informal”, “Teatro Cero”, “Teatro Embalaje”, “Teatro Happening”, “Teatro Imposible”, “Teatro de la muerte”, estos textos programáticos dieron nombre a las distintas etapas de su creación. Para él, ésta entrañaba una carrera ininterrumpida en la que se hacía necesario desprenderse a cada paso del molesto fardo del pasado, así como zafarse del propósito de “perfeccionamiento”, cuyo “buen nombre artístico” no era, en su opinión, más que “una paz perezosa” y una fórmula para obtener “aprobación y prestigio” (KANTOR, 2004, p.131). No obstante, pese a la aparente variedad nominal de sus propuestas, al final de su vida el propio director afirmó que su teatro había sido siempre una “BARRACA DE FERIA” (KANTOR, 2010, p.166). Mas intentar explicar por qué Kantor pudo haber adoptado este definitorio y definitivo calificativo para describirlo, es algo en lo que no se han detenido muchos de sus críticos. De hecho, ciertas exegesis de su teatro están tan imbuidas de la fascinación y el deslumbramiento que despiertan sus textos – verdaderos poemas en prosa muchos de ellos- que, en lugar de hallarnos ante una lectura crítica, pareciera que nos encontráramos algunas veces ante comentarios o glosas que adolecen de verdadera perspectiva y que, cual fieles epígonos, se limitan a parafrasear al maestro, aunque, claro está, sin poner en ello su poderoso y arrebatado estro poético. En cambio, al estudiar su producción teórica y artística, otros analistas se han limitado a presentar a Kantor como a un sujeto específico de conocimiento, cual genio aislado del mundo social y de todo contexto. Por último, no hay que olvidar tampoco a quienes, aun habiendo deseado desentrañar la maraña de la visión teatral del creador polaco para sistematizarlo y aprehenderlo, se han encontrado desolados con que éste se les escurría de entre los dedos como esos peces bituminosos que desafían con su fosforescente y permanente ajetreo a los ganchos paralizantes de los bicheros. Teniendo en cuenta todos estos riesgos, hemos de advertir que nuestro ensayo aspira a aproximarse a la fugaz individualidad y a la propuesta estética y ética de este artista considerándolo como un hombre de su tiempo, sopesando sus condiciones materiales y sociales de existencia, y todo ello a sabiendas de que, más allá de nuestras explicaciones y disquisiciones, el verdadero Kantor, cumpliendo su sueño, seguirá desdibujándose en el silencio, cual firma en el vaho de un espejo (VOSGANIAN, 2002). Hechas estas salvedades, y entrando ya en materia, nuestra investigación postula que la definición por Kantor de su teatro como una “barraca de feria”, guarda relación con su consideración del circo como un referente fundamental para la renovación del mismo. “En la base de este teatro está el circo –afirmó el director polaco-. Lo cómico que no tiene cabida en las formas sociales, que es agudo, chillón, bufonesco” (KANTOR, 2010, p.57). Ni que decir tiene que, en su caso, este gusto por un género teatral tan popular, tan material y tan denostado por el teatro burgués convencional implicó desde el comienzo una clara identificación con los gustos, actitudes e imaginario político y cultural de las gentes del pueblo, con quienes convivió fundamentalmente en su aldea natal, Wielopole -pequeña población al este de Polonia en la que convivían capillas y sinagogas y que dejó en él una profunda huella religiosa5-. Esta solidaridad con los “de abajo” se tradujo también en su teatro en su pasión por lo que denominó como “realidad de ínfimo rango”. Con este nuevo apelativo, además de posicionarse del lado de todo cuanto el sistema capitalista consideraba desechable e improductivo, el escenógrafo decidió hacerle frente a la dirección “ascendente” que había caracterizado al teatro hasta aquel momento optando, precisamente, por lo opuesto. Esta determinación trajo consigo el paulatino diseño de una poética estrictamente biológica y matérica, de la vista y el oído, entre lo vivo y lo muerto, con la que, como enseguida veremos, fue reduciendo progresivamente texto literario, discurso, acción, escenario, objetos, actores, espectadores y hasta a sí mismo a la categoría de grado cero. Desde nuestro punto de vista, deconstruyendo todos y cada uno de estos elementos escénicos, el artista polaco se adelantó casi dos décadas a la llamada “crisis de la representación” de los años sesenta, descrita por pensadores como Rolland Barthes, Guilles Deleuze, Michel Foucault, etc, de cuyas observaciones nos serviremos para defender aquí nuestros argumentos. Mas, si en este sentido Kantor puede ser considerado como un precursor o adelantado, nos parece en cambio que las raíces de su propuesta dramática hay que buscarlas en el imaginario de los autores simbolistas y romántico-anticapitalistas que más lo influenciaron -entre ellos Maurice Maeterlinck, Adam Mickiewicz, Aleksandr Blok, Stanisław Wyspiański, Stanisław Ignacy Witkiewicz, etc-, así como en los planteamientos de filósofos afines a la Escuela de Frankfurt, tales como Theodor Adorno y Walter Benjamin. Influido por todos ellos, el creador polaco rechazó el pensamiento científico-racional y la visión platónica de la belleza. Como hiciera W. Benjamin, culpó a la civilización industrial burguesa de haber suscitado la pérdida del aura de la de la obra de arte y anulado el misterio de la existencia (KANTOR, 2010, p.293). De igual manera, en la estela de la Dialéctica negativa de T. Adorno, se sirvió de estrategias formales novedosas y radicales para poner de manifiesto “la dimensión política de la negatividad”, así como su “potencia afirmativa de una realidad que, en su irreductible diversidad” escapa a manipulaciones ideológicas y discursos totalitarios (CORNAGO, 2006, p.71) De la mano de tales pensadores y artistas, inmerso en un mundo enloquecido en que la muerte, en lugar de presentarse habitando cuerpos fríos e inmóviles, se había exhibido en su forma brutal e inesperada, corriendo entre las multitudes y mezclándose entre los hombres, Kantor percibió lo real como un universo terriblemente vacío, en el que apenas sí quedaban los restos de un esplendor desvanecido (VOSGANIAN, 2010, pp.460-461). Mas, si hay algo que para él nunca perdió su brillo, eso fue precisamente su infancia, a la que consideró siempre como la verdadera patria perdida y como la única condición artística, más allá de la cual sólo se perpetuaba, en su opinión, una sospechosa y nada venerable individualidad envanecida (BABLET, 1988b). Como enseguida mostraremos, el imposible deseo de regresar a aquel particular Jardín del Edén, que ya sólo existía en sus melancolías, entrañó una constante temática de sus espectáculos. De igual modo, en un mundo galopado por el fantasma de la muerte, sumido en guerras y totalitarismos de todo signo, la esperanza y la fe de las religiones en que había sido educado –cristianismo y judaísmo- dieron en su caso paso a una utopía negativa en la que, como de inmediato vamos a ver, sólo se mantuvo en pie el mito de la caída9. Así, además de concebir su teatro como una maquinaria de guerra destinada a atentar contra la representación en que todo poder se sustenta, Kantor quiso hacer de él un intento de provocar una “detención mesiánica del acaecer” (BENJAMIN, 1973); de rescatar en el presente el pasado; de deslizarse de uno a otro lado del tiempo a través del pasadizo secreto del escenario; de despertar sobre las tablas un sentimiento metafísico capaz de poner al hombre nuevamente en contacto con su trémulo interior perdido: aquel niño que, encerrado en la “diminuta Habitación de su Imaginación”, ajeno a los otros y a sí mismo, ordenaba con su ágiles e inexpertos dedos el aún incontaminado caos de su particular universo10 (KANTOR, 2010, p.216). La tentativa de regresar a aquel liberador y mágico habitáculo donde era posible lo gratuito y lo desinteresado fue lo que hizo de Kantor un francotirador del teatro. Sin embargo, como enseguida tendremos ocasión de comprobar, sus ácratas e inmateriales disparos nunca pretendieron acabar con este arte, sino regenerarlo, ya que para el creador polaco la mejor manera de preservar un rito, o acaso la única, consistió, precisamente, en profanarlo (VALLS, 2002, p.50).[...]

Natalia IZQUIERDO LÓPEZ

— ERAS European Review of Artistic Studies


                                                                                                                                                                                                                                                                           






















<